Archivo de la etiqueta: Radiesse

Vectorizacion con Radiesse – Prevenir el descolgamiento facial

¿EN QUE CONSISTE?

La vectorización es una técnica innovadora de aplicación de un producto ya conocido, el Radiesse. Con esta técnica se logra un rejuvenecimiento global del rostro de manera no quirúrgica y minimamente invasiva. Consiste en la recolocación de estructuras faciales y se basa en la aplicación de material de relleno estudiando la anatomía facial. Con el paso del tiempo los pómulos y las mejillas, donde se encuentran los compartimentos grasos del rostro, van perdiendo definición y ganando en flacidez, acentuando las arrugas. La técnica se basa en anclar estas estructuras, introduciendo el concepto de ingeniería facial. Incidiremos en las las líneas de tracción de las estructuras faciales compensando las fuerzas de gravedaz.
 
¿QUE PRODUCTO SE EMPLEA?
El Radiesse es una mezcla de microesferas de hidroxiapatita cálcica, inmersas en un gel viscoso y reabsorbible de carboximetilcelulosa. Estas sustancias promueven un efecto lifting inmediato y una acción regenerativa, tensora y preventiva, que se manifiesta a medio y largo plazo, a través del estímulo de fibras de colágeno y elastina.
 
¿COMO SE REALIZA?
La técnica se inicia marcando con rotulador dérmico los vectores de tracción, en base a la anatomía facial, a ambos lados de la cara. Estas marcas indican al Médico Estético los puntos de acceso para el relleno, aplicándolo a modo de hilos, que ayudará a recuperar y prevenir el descolgamiento facial.
El procedimiento es bastante sencillo, se realiza mezclando el producto con anestésico para minimizar las molestias.  La aplicación no lleva más de 30 minutos y sus efectos perduran de 12 a 18 meses.

¿PARA QUIEN ESTA INDICADO?
La vectorización con Radiesse es tanto una técnica de tratamiento como de prevención. Tanto mujeres como hombre de 35 a 40 años en adelante pueden beneficiarse de esta técnica, previniendo la flacidez del rostro apenas empiecen a aparecer los primeros signos de descolgamiento o pérdida de volumen facial.
El tratamiento puede ser imprescindible a partir de los 50 años, evitando otras técnicas más agresivas; se convertirá en un fiel aliado de tu lucha contra los signos de envejecimiento.

¿QUE RESULTADOS VOY A OBTENER?
Lo que se busca es disminuir la aparición de surcos naso labiales, volumizar el área de los pómulos, minimizar el “valle de las lágrimas” (hendiduras bajo los ojos) y prevenir el descolgamiento mandibular u “orejillas de perro“.

¿DONDE PUEDO REALIZAR EL TRATAMIENTO?

Sólo en centros medico-estéticos especializados, con profesionales médicos entrenados específicamente en esta técnica.

 
Dr. Antonio Ruiz Expósito
Médico Especialista en Medicina Estética