HILOS TENSORES FACIALES

hilos tensores faciales

Los hilos tensores faciales consiguen rejuvenecer y reafirmar la flacidez facial, desde el interior, sin cirugía, sin anestesia y con resultados duraderos.

¿Que son los hilos faciales?
Los hilos faciales, también conocidos como hilos tensores o hilos mágicos, son unas hebras finas, que  se introducen bajo la piel consiguiendo un efecto lifting regenerativo:

  • Por un lado, los hilos forman una estructura de soporte para los tejidos con flacidez, producen una tensión que causa el efecto lifting.
  • Por otro lado, los hilos tensores estimulan la síntesis de colágeno y elastina, aumenta la circulación en la zona de aplicación, en definitiva redensifican la piel.

¿De que están hechos los hilos tensores?
Los hilos están hechos de un compuesto llamado polidioxanona o PDO; es un material empleado con frecuencia en las suturas de cirugía cardíaca, ya que potencia la cohesión de las células. Un material sobradamente probado, totalmente compatible, re-absorbible y estéril. Aplicándolo a nivel subcutáneo, la polidioxanona genera una regeneración a su alrededor, a modo de cicatrización, favoreciendo la producción de nuevas fibras de colágeno y elastina.

Efectos terapéuticos de los hilos faciales:
La síntesis de proteínas estructurales inducida por los hilos tensores produce numerosos efectos terapéuticos:

  • Redensificación cutánea: los hilos estimulan los fibroblastos, que producen colágeno y elastina. Estas fibras aumentan la elasticidad y la densidad de los tejidos.
  • Firmeza (efecto lifting): el colágeno y la elastina nuevos actúan como una red de soporte para la piel, disminuyendo  la flacidez y recuperando la firmeza de la piel.
  • Tersura y luminosidad: los hilos faciales estimulan también la microcirculación de la zona,  la piel está más oxigenada y luminosa.
  • Prevención: la revitalización de los tejidos ralentiza el avance del envejecimiento y la flacidez.

¿Cómo es la técnica de aplicación de los hilos?
El médico realizará un estudio de las áreas faciales a tratar, realizando un diseño de las zonas que deben ser tensadas. Tras limpiar la piel, se aplica una crema anestésica tópica para minimizar la molestias.

Cada hilo se infiltra a nivel subcutáneo guiándolo con una aguja fina, tras colocarlo en la posición deseada se retira la aguja quedando el hilo bajo la piel. El fino calibre de los hilos permite el empleo de agujas muy finas, por lo que es un procedimiento muy poco traumático y muy bien tolerado. El número necesario de hilos dependerá de las condiciones de la piel del paciente y de los puntos que sea necesario tratar.

¿Cuánto dura el resultado de los hilos?
Los filamentos insertados serán absorbidos en aproximadamente 6-8 meses, pero la envoltura de colágeno generada permanece mayor tiempo; los resultados de firmeza y redensificación de la piel se mantendrán por un periodo de entre 1 y 2 años.

En Instituto Médico Blu Láser de Ibiza recomendamos realizar un tratamiento de mantenimiento a los 12 o 18 meses si tu deseo es asegurar el mantenimiento de los resultados.

Indicaciones de los hilos faciales:
Los hilos están indicados en pieles que presentan flacidez leve o moderada, tanto para el tratamiento como para la prevención y mejora. Las aplicaciones más frecuentes de los hilos  son:

  • Elevar mejillas y cejas.
  • Mejorar la línea de marioneta y el surco nasogeniano.
  • Rejuvenecer el óvalo facial y el cuello.

Posibles efectos indeseados:
Hematoma bajo la piel, que se reabsorberá en pocos días.
Molestias durante los primeros días.
Infección local, muy rara.
Inflamación local, muy rara.