Depilación laser SÍ, pero antes de broncearte.

La depilación laser se fundamenta en la absorción de la luz laser por el pigmento del vello, la melanina. Es lo que se denomina fototermolisis selectiva: el calor producido por la luz daña el vello, sin dañar los tejidos Este pigmento aumenta también en la piel cuando está bronceada, por eso es importante realizar la depilación laser cuando la piel aún está clara.
Sino corres el riesgo de que:
 1. los resultados sean menores de lo esperado o ineficaces, ya que el láser actúa mejor sobre el folículo del pelo negro con el contraste de una piel blanca;
2. tengas problemas sobre tu piel, puesto que la melanina capta más la luz del láser, y éste puede producir quemaduras o manchas.
Esta es la principal razón por la que los profesionales aconsejan iniciar un tratamiento durante el otoño-invierno, época para la depilación láser.
Desconfía de los centros que ofrecen depilación sin riesgos en pieles bronceadas, pues a menudo, lo que realizan es una sesión a muy baja energía, que si bien no daña la piel, tampoco ofrece un  resultado satisfactorio en cuanto a la eliminación del vello.