¿Como funciona un láser?


Cualquiera puede notar que la luz que percibimos se desplaza en todas direcciones, así por ejemplo, al  encender una bombilla, ésta ilumina toda la habitación. Con un láser, sin embargo, la luz se desplaza de forma lineal, como la famosa espada láser de Darth Vader.

Existen muchos tipos de láser, con múltiples aplicaciones; desde el que sirve para leer un CD al que emplea un topógrafo para medir una distancia entre dos puntos de forma precisa. En medicina su uso se ha extendido en muchas especialidades, particularmente en la medicina estética. El tratamiento láser es sencillo, cómodo y muy seguro.

El láser, para cumplir su función, necesita de un objeto diana, un punto o clor por el que tiene preferencia, que absorbe de forma óptima la energía lumínica. A este color diana se lo denomina cromóforo. El funcionamiento podría compararse a las emisoras de radio, si sintonizo una correctamente, la puedo escuchar; con el láser, parecido, según la longitud de onda “sintonizaremos” mejor un cromóforo u otro.
Así, para tratar unas varices el cromóforo es la hemoglobina de la sangre; para un bisturí láser el cromóforo es el agua; para quitar manchas, será la piel pigmentada. En el caso de la depilación el objetivo es el pelo, concretamente, la melanina que le da coloración.
La melanina da color al pelo (de ahí que el láser, sólo sirva para tratar pelos oscuros o castaños, no blancos ni rubios), pero también a la piel. En realidad el gran éxito del láser es ser capaz de eliminar el pelo sin hacer daño a la piel.

Esto se consigue gracias al concepto de relajación térmica. Según la longitud de onda del láser se consigue calentar el pelo y que esa energía llegue al folículo antes de que el calentamiento de la piel llegue a un punto crítico. Por eso es preciso que el láser tenga un sistema de enfriamiento de la piel. Es además una manera muy útil de hacer que la sesión sea menos molesta.

Una vez que el pelo recibe la luz, transforma esta energía lumínica en energía térmica;  el pelo actua como conductor, llevando el calor hasta el folículo, que es nuestro auténtico objetivo si queremos eleiminar el vello de forma permanente.  Este es el motivo por el que debemos procedimientos que extraigan la raíz del pelo un tiempo antes de la sesión de láser. El pelo actuará de antena conductora para llevar la energía al folículo.

Y de esta manera, usando un láser con una longitud de onda afín a la melanina del pelo como es el caso del láser Alejandrita, conseguiremos resultados muy satisfactorios en eliminación del vello corporal.